<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1722892944661005&ev=PageView&noscript=1" />

Fondue de queso suizo

       

¿Quién no ha disfrutado entre la familia o amigos de un buen fondue o una raclette? Os explicamos algunas curiosidades sobre como los pastores preparaban esta deliciosa forma de preparar el conocido fondue de queso suizo.

Fondue de queso suizo

La fondue

El fondue nace hace muchos años en suiza gracias a los pastores de los cantones de Friburgo y Vaud durante los veranos mientras estaban en los pastos alpinos.

Los productos lácteos y el pan formaba parte de su gastronomía del día a día, algunos piensan que utilizaban los restos de pan y queso para preparar comida aunque muchos historiadores creen que no es así ya que el queso estaba considerado en aquella época como un producto de lujo.

Cada zona tiene su especialidad a la hora de preparar un fondue, por ejemplo la fondue de Vaud se compone de un 100% de queso Gruyère, en Friburgo se utilizan un 100% de queso Vacherin totalmente fundido y suele acompañarse con patatas, en Neuchatel se prepara con un 50% de queso Gruyere y la otra mitad con queso Emmental, en la zona de Jura se elabora solamente con queso Comté.

Una de las tradiciones y costumbres a la hora de disfrutar del fondue es cuando a alguien se le cae el trozo de pan dentro de la olla este deberá de pagar con una prenda, que mejor manera de disfrutar del fondue con los tuyos de una forma divertida.

La fondue

 

El Raclette

Originario de suiza igual que el fondue el raclette nace en las regiones de Valais en Ginebra, los pastores en la edad media lo solían consumir  sobre todo en verano que era cuando dirigían el ganado hacia los pastos.

En la edad media se conocía como “queso asado” referiendo al queso  que solían fundir, en invierno los pastores partía el queso por la mitad y lo ponían junto a la hoguera para que fuera derritiéndose poco a poco. A medida que el queso se iba fundiendo se iba raspando con una espátula de madera en la parte de la superficie fundida, de ahí la palabra “raclette” acción “racler” (“raspar”) al queso derretido se le solía acompañar con algunas patatas en el mismo plato.

El plato se puede acompañar con patatas asadas ya sean con o sin piel, diferentes tipos de carne, charcutería e incluso con condimentos en vinagre. Tanto el Fondue como el Raclette se prestan a todo tipo de elaboraciones ya que lo podemos servir con con una gran variedad de carnes, verduras y pescados.

Lo que necesitas para un Fondue o Raclette

- De 200 a 250g de queso por persona

- Carne entre 90 a 120g por persona

- Con el marisco tipo gambas o vieras entre 45 a 60g por persona

- Diferentes variedades de panes tipo baguette, pan de centeno, especias, etc…

Fondue de queso suizo

Fondue de queso suizo

Fondue de queso suizo

Fondue de queso suizo

Fondue de queso suizo

Fondue de queso suizo

La fondue, receta con queso

Fondue de queso suizo

Pide online nuestro Queso Comte en cuña 

 

Enlaces de interés:

Como hacer jamón de pato

El foie gras

Magret de pato, una joya en la cocina

Sorteo de un jamón Cinco Jotas 5J

Cómo elegir un jamón ibérico

Las claves del jamón

Sabor Umami presente en el jamón ibérico

Publicado el 28/2/2017

       

RSS 2.0 (El Blog de El Paladar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Tienda online

Productos más vendidos

 

Jamoneros Profesinales   

   Ensaimadas Mallorquinas   

   Tete de Moine   

   Jamón loncheado    

   Cortador de jamón