<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1722892944661005&ev=PageView&noscript=1" />

El jamón ibérico, ¿prohibido para las embarazadas?

         

La toxoplasmosis puede convertirse en una verdadera pesadilla para las mujeres gestantes que no están inmunizadas contra esta enfermedad porque no saben qué comer, más aún en estas fechas. Si eres una de ellas, te ayudamos a aclarar tus dudas

El jamón ibérico, ¿prohibido para las embarazadas?

Jamón Ibérico en el embarazo

"Estoy embarazada. No estoy inmunizada contra la toxoplasmosis, ¿puedo comer jamón ibérico? La respuesta es... SÍ. Según estudios realizados al respecto, el proceso de curación al que se somete este alimento debería acabar con el parásito que transmite esta enfermedad y que puede encontrarse en la carne cruda o poco hecha, en las frutas y verduras sin lavar y en las heces de los gatos, fundamentalmente. No obstante, tal y como apunta la ginecóloga malagueña Laura López, a mayor curación, mayor seguridad. Mínimo, el jamón ibérico ha tenido que pasar por un proceso de curado de ocho meses.

Por tanto, si se adquiere en un sitio de confianza, de una marca de confianza, que ha sido adecuadamente salado, a unas temperaturas adecuadas y con un tiempo de curación elevado es muy extraño que el jamón haya contraído el parásito y haya permanecido vivo durante ese tiempo.

Lo que no se puede comer si estás en estado de buena esperanza son los embutidos crudos, aunque sí se pueden consumir si están cocinados, y hay que evitar el exceso de grasas animales. Los fiambres que ya se comercializan cocidos también están permitidos. Del mismo modo, si en los almuerzos o cenas navideñas optamos por la carne, ésta debe estar bien hecha.

En cuanto al marisco, se puede comer, aunque de manera moderada y mejor si están cocidos o a la plancha. Los alimentos fritos, por su parte, mejor dejarlos de lado.

No resulta recomendable, sin embargo, el consumo de quesos blandos o patés porque pueden contener una bacteria nociva llamada listeria. Al igual que la toxoplasmosis, los efectos de la listeriosis no son graves, pero en el caso de las embarazadas, puede traspasar la placenta y llegar a infectar al bebé. Los quesos duros y los blandos pasteurizados, o los patés enlatados no deberían presentar ningún problema.

jamones sierra morena, el paladar


También se habla mucho del mercurio que pueden contener ciertos pescados de gran tamaño. Según estudios realizados, entre otros, por la FDA (Food and drug administration: Agenca de alimentos y medicamentos de Estados Unidos), los ejemplares que contienen una mayor cantidad de metilmercurio son el tiburón, pez espada, caballa gigante y blanquillo. En cuanto al atún, algunos expertos apuntan a que no habría que consumir más de 100 gramos dos veces por semana. Pero, buena noticia para las malagueñas embarazadas, porque los boquerones y las sardinas se pueden consumir sin problema.

Otros consejos a tener en cuenta

Mujeres embarazadas tomad nota: durante la gestación se pueden coger entre 11 y 14 kilos, tal y como apunta el Andrés Carlos López Díaz, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Quirón de Málaga. En este sentido, apunta a que “las mujeres más delgadas suelen engordar más, pero nunca se debe perder ni incrementar peso por debajo de los siete kilos”.

La alimentación ha de ser variada, represetando los hidratos de carbono el 60%, las grasas el 25% y las proteínas el 15% y la ingesta de alimentos debe ser mayor durante el desayuno y el almuerzo y menor en la cena, aunque en Navidad ésta última premisa quizás sea imposible de cumplir en más de una ocasión.

Pero, ¿qué pasa con el turrón, los mantecados, las hojaldrinas y demás dulces típicos de la Navidad? El ginecólogo Andrés Carlos López Díaz resalta que “no están prohibidos”, aunque hay que tomarlos con moderación.

Ni que decir tiene que el alcohol y el tabaco están “terminantemente prohibidos” durante el embarazo.

Eso sí, si eres amante de la fruta, las ensaladas, la leche, las hortalizas y los cereales estás de enhorabuena, porque este tipo de alimentos, según López Díaz, deben estar presente a diario en la alimentación de una futura mamá.

Y para terminar, un consejo que es extensible a cualquier persona, pero más aún si estás embarazada: las manos hay que lavárselas muy bien antes y después de la manipulación de los alimentos, y las verduras hay que lavarlas de manera concienzuda antes de su consumo.

RAQUEL MERINO | MÁLAGA

¿que te ha parecido? deja tu comentario mas abajo, nos encantaría saber tu opinión.

Enlaces que te pueden interesar:

Publicado el 28/12/2015 en Curiosidades

         

RSS 2.0 (Curiosidades) RSS 2.0 (El Blog de El Paladar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Tienda online

Productos más vendidos

 

Jamoneros Profesinales   

   Ensaimadas Mallorquinas   

   Tete de Moine   

   Jamón loncheado    

   Cortador de jamón