<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1722892944661005&ev=PageView&noscript=1" />

VINOS DE ESPAÑA

       

​ España es el país de la Unión Europea que posee la mayor extensión de viñedos.

VINOS DE ESPAÑA

VINOS DE ESPAÑA
España es el país de la Unión Europea que posee la mayor extensión de viñedos. Las zonas están dispersas por todo el país y delirnitadas por el relieve: una extensa meseta central rodeada por cadenas de montañas perforadas regularmente por largos valles fluviales. El mapa muestra las 53 denominaciones de origen (DO) del país y la única denominación de origen calificada (DOCa), Rioja.
Los vinos blancos tradicionales españoles proceden de una serie de variedades, muchas de ellas de implantación local. La macabeo (también llamada viura) y la garnacha blanca son comunes en La Rioja, Aragón, Navarra y Cataluña; sobre todo la primera, que permite elaborar blancos frutales. En la parte central de España predominan otras cepas blancas, como la airén de La Mancha y Valdepeñas o la verdejo de Rueda. Especial interés tienen algunas variedades, como la albariño, que permite elaborar los aromáticos blancos gallegos, y la parellada o la merseguera, que producen delicados blancos frutales en el Penedés y en Valencia; sin olvidar la palomino, que es la base de los vinos generosos de Jerez. Por su finura y su carácter aromático, la tempranillo (llamada también ull de llebre, cencibel, tinta fina, tinta del país y tinta de toro) es una de las variedades tintas más nobles y tradicionales. Cultivada en Castilla-La Mancha, Castilla y León, el valle del Ebro, el valle del Duero, Cataluña y Levante, se dice que podría tener incluso un parentesco con la refinada «pinot noir» francesa.
La garnacha tinta es la cepa más difundida en España, particularmente en el centro del país, el valle del Ebro y Cataluña. Combina bien con la cariñena y da vinos robustos y equilibrados. Se cultiva mucho en Cataluña y La Rioja (donde lleva el nombre de mazuelo o mazuela), pero se utiliza raramente por su escasez en los vinos de denominación de Cariñena, paradójicamente su región de origen. La graciano, no muy extendida, es una cepa poco productiva, apta para el envejecimiento o crianza, y forma parte de los mejores vinos riojanos, donde suele mezclarse con las demás uvas. Sin embago, uno de los aspectos más interesantes de la renovación de la viticultura española consiste en la aclimatación de numerosas variedades nobles internacionales (cabernet sauvignon, merlot...). Aunque muchas de estas cepas ya se cultivaban en tiempos inmemoriales en estas tierras, fueron desapareciendo paulatinamente de sus viñedos.
En la segunda mitad del siglo xx, las bodegas españolas han multiplicado su producción de vinos de calidad. Con una producción de cerca de cuatro millardos de botellas al año, actualmente la viticultura española es objeto de los mayores cuidados y las viejas cepas, excesivamente productivas, son reemplazadas por variedades nuevas de mejor calidad.
"La Cocina" LAROUSSE
www.larouse.es
Referencias de interes:
http://www.elpaladar.es/vinos_c53010/

Publicado el 6/10/2015

       

RSS 2.0 (El Blog de El Paladar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Tienda online

Productos más vendidos

 

Jamoneros Profesinales   

   Ensaimadas Mallorquinas   

   Tete de Moine   

   Jamón loncheado    

   Cortador de jamón