<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1722892944661005&ev=PageView&noscript=1" />

¿Te gusta el picante? El picante en la cocina

       

Chile, pimentones, pimientas, jengibre, cayena… el alimento aliñada con estas substancias picantes cuenta con opositores y defensores por igual. Unos aducen que son demasiado fuertes y pueden provocar inconvenientes de estómago y los otros que aportan abundantes beneficios a la salud aparte de una entretenida experiencia gastronómica. ¿Qué hay de veras en una y otra tesis?.

¿Te gusta el picante? El picante en la cocina

¿Un poquito de picante?

Antes de todo deciros que hay múltiples formas de hacer que el sabor picante y el ardor que provocan, por servirnos de un ejemplo, los chiles, en la boca, desaparezcan.

Ingiriendo azúcar, aceite o bien grasas se reduce esa sensación. Como masticar pan.

No es muy eficiente el agua, en tanto que la capsaicina no es muy soluble en ella. Resulta más eficaz alguna bebida con alcohol

La primera cosa que hay que saber es que no todas y cada una de las personas soportan el picante de igual manera. Depende del organismo de cada uno de ellos, por esta razón, si no se está habituado a él, hay que tomarlo con cautela.

 

En seco, en polvo, en crudo o bien mezcladas con otras condimentas, las guindillas pueden ‘alegrar’ cualquier plato. Como es lógico la cantidad va a ir dependiendo del gusto personal, mas no es conveniente abusar de su empleo puesto que, el exceso va a hacer que se ‘borren’ los sabores del resto de ingredientes.

Para pescados:

‘Rociar’ los pescados a la plancha o bien al horno con la mezcla de ajo frito muy picado y guindilla asimismo picada. Otra opción: partir la guindilla, verter unas gotas de vinagre y espolvorear con perejil, contar con sobre el pescado hecho. Recuerda asimismo que la guindilla da un roque muy singular a las gulas.

Tapas de anchoa:

Contar con sobre unas rebanadas de pan torrado anchoas desaladas, aceite de oliva virgen, guindilla picada y tomate rallado.

Las alegrías riojanas:

Se trata de una exquisita pluralidad de guindilla. Pueden ser rojas y verdes (pican menos). Se venden crudas, asadas o bien envasadas y pueden consumirse de diferentes formas: fritas, en tortilla española, como aderezo en platos tan tradicionales como las ricas patatas a la riojana... Asimismo resultan riquísimas en bocadillos o bien pinchos (por servirnos de un ejemplo, en tiritas con pimiento verde frito y mejillones, o bien sobre pan torrado con ventresca de bonito).

Con tartar:

Se puede incorporar picada al tartar de carne o de atún. 

Para aliños:

Añadir las guindillas picadas secas o bien frescas mezcladas con las yerbas aromatizadas que más te agraden.

 

Contras de el alimento picante

Lejos de ser perjudicial para nuestro estómago el alimento picante resguarda la mucosa gástrica. Además de esto, estimula el metabolismo, con lo que podría asistirnos a bajar de peso.

Los picantes han sido usados por la medicina natural desde la antigüedad para alentar la circulación sanguínea, fomentar la sudoración, prosperar la digestión y por sus propiedades asépticas y antiinflamatorias y si bien ciertos estudios han probado que el alimento picante puede progresar la digestión y sanar ciertas enfermedades estomacales (a lo largo de años, la cayena se recetaba para dolores estomacales), la verdad es que si se sufre alguna úlcera de estómago o bien otra afectación del aparato digestible se tiene que eludir el abuso de los picantes en tanto que podría padecerse alguna irritación.

El picante en la cocina

Asimismo deben evitarse los comestibles picantes en demasía en el caso de hemorragias, enfermedades de hígado o bien de las vías urinarias. En un caso así debe consultarse con el médico ya antes de consumir esta clase de comestibles.

Uno mito bastante extendido es que el alimento picante provoca hemorroides. Esto no es cierto. Si una persona tiene hemorroides, debe eludir el alimento picante para no agudizar la inflamación, mas el picante en sí no es lo que provoca las hemorroides.

El plato más picante del mundo

No estamos seguro si exactamente lo será pero ¿te atreverías a probarlo?

 

Sik Sik Wat

El sik sik wat es una mezcla etiope hecha con pimientos colorados, paprika y fenogreco que hacen bien picante guisos de pollo o bien carne. Asimismo se acostumbra a añadir a crepes como salsa.

¿Te gusta el picante? El picante en la cocina

¿Te gusta el queso? prueba este fabuloso queso con un toque picante, el "Queso Peperonato"

Click en la foto para saber más

ueso relleno de chili, de pasta dura y un toque picante al final.También te puede interesar: 

Las mejores salsas picantes online

El Paladar en Italia en un nuevo evento

Pisto más grande del mundo

Ordizia, Concurso de Quesos

La hostelería y su próxima evolución

 

 

Publicado el 8/9/2016

       

RSS 2.0 (El Blog de El Paladar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Tienda online

Productos más vendidos

 

Jamoneros Profesinales   

   Ensaimadas Mallorquinas   

   Tete de Moine   

   Jamón loncheado    

   Cortador de jamón