Carrito
No hay productos en el carrito
Idioma
VINO BLANCO FRORE DE CARME (75cl)

VINO BLANCO FRORE DE CARME (75cl)

De vez en cuando nos tropezamos con alguna creación verdaderamente excepcional, una bestia confinada en sus 75 centilitros, sin duda un lujo para cualquier mesa. Pruébalo con marisco, calderos, pescado azul. Ver más

  • Sku 223003
Descripción

VINO BLANCO FRORE DE CARME (75cl)

  • Tipo: Vino blanco
  • Uvas: Albariño
  • Maridaje: Marisco, Calderos, Pescado azul
  • Temperatura de servicio: 6ºC a 8 ºC
  • Volumen de 1 botella: 75 Cl
  • Grado Alcohólico: 13º
  • Color de la botella: Verde oscuro
  • Tipo de crianza: 6 meses en tinas
  • Producción: Menos de 20000 botellas / Año

 

De vez en cuando nos tropezamos con alguna creación verdaderamente excepcional, una bestia confinada en sus 75 centilitros, sin duda un lujo para cualquier mesa.

Frore de carme es pura esencia de albariño, cuidado en todos los sentidos. Ya en el campo la selección de uva es muy estricta, previamente a la vendimia, unos quince días antes, se realiza una prevendimia con el objetivo de que la planta centre su esfuerzo final en la maduración de los racimos elegidos, en bodega, tras la vendimia definitiva se realiza una nueva selección. Después, fermentó a temperatura controlada, el vino realizó crianza en depósito con sus lías, realizándose batonages periódicos. Después de esta larga crianza con sus lías, frore de carme maduró medio año en cubas.

El resultado de una elaboración tan compleja y larga (cercana a los dos años) es un vino muy completo y muy complejo. En vista su amarillo pajizo presenta matices acerados, limpio, brillante. En nariz empieza el espectáculo, melón, membrillo, heno recién cortado, fruta blanca, matices salinos fácilmente perceptibles, panadería, tiza .

En boca es largo, es amplio, es untuoso y es frutal. La palabra frescura también lo define, es seductor, es elegante y con buena persistencia.

Eladio Piñeiro es su elaborador, como enólogo se le conoce entre otras cosas por haber encumbrado a la bodega de Mar de Frades. A esta botella nos trae también la presencia de una etiqueta térmica que cambia la apariencia con los cambios de temperatura. Más allá de eso destaca el cristal especial utilizado, emulando las antiguas ánforas romanas y el tapón de cristal, se llama vino-lok, completamente aséptico e ideal para la guarda de los vinos, por lo menos así lo ha demostrado para guardas relativamente largas de hasta 8 o 10 años.

En definitiva, frore de carme juega en una división superior, se trata de un albariño espectacular que puedes reservar para las ocasiones más especiales.

Opiniones

Tiempo de carga: 0.406 segundos